6/9/19

Poema de Natalia Leiderman


                          

           
                    a Julián

querido hermano:
hay luz y movimiento allá afuera
creo que se trata
de un animal luminoso
pero ¿cómo averiguarlo?

mamá es el pozo y el techo
mamá me besa la frente
y me deja en la frente un ardor
mamá es la noche en que yo no era un bebé
pero ella me acunaba como si lo fuera
mamá es la raja en la tierra
mamá canta aunque yo esté lejos
y no la escuche
mamá es una boca gesticulando
tan nítidamente que espanta
mamá nos deja andar durante el día
y nos desteje por la noche
mamá, ¿estás ahí?
mamá, ¿seguís despierta?

querido hermano:
hay que escaparnos de la casa
ir a buscar al animal. 
alguna vez

© Natalia Leiderman

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Intenso, conmovedor
flora levi.

8 de septiembre de 2019, 7:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

es un poema en penumbra supremamente evocador como un sueño vertido en palabras.

Walter Mondragón

11 de septiembre de 2019, 18:16  
Blogger El rincón secreto ha dicho...

Muy interesante
Gladys Cepeda

16 de septiembre de 2019, 0:52  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal