7/9/19

Poema de Jimena Arnolfi



HUMEDAD

Miramos el monte como se mira el río.
A esta hora, los colores empiezan a mutar,
los animales varían el paisaje
con sus desplazamientos.
Los pájaros se juntan para volver
a sus hogares cuando cae la noche.
El miedo es una emoción necesaria,
en la medida correcta.
En una tierra así todo puede suceder.
El monte reclama un ojo activo.
Nos asombra cada tallo, cada flor.
Algunos árboles se balancean con suavidad,
otros se agitan con la ira del argumento.
Como las plantas, me lleno de hojas nuevas
que mañana caerán. El riesgo es justo.
Para mantener la fe en medio de la tormenta
se nos ocurre andar a puro sueño
y el corazón aprende, ojalá.

© Jimena Arnolfi

2 comentarios:

Blogger El rincón secreto ha dicho...

bonito poema bucolico
Gladys

16 de septiembre de 2019, 0:50  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola Jimena: imágenes donde se fusionan el monte y el río, fluir onírico, que nos lleva a lo mágico de la naturaleza: "En una tierra así todo puede suceder". Por eso "se nos ocurre andar a puro sueño"
Hermoso poema con honda lucidez "me lleno de hojas nuevas que mañana caerán". La unión con la naturaleza hace que la poesía fluya naturalmente porque"el corazón aprende"
Lo disfruté mucho Irene Marks

26 de septiembre de 2019, 10:06  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal