19/8/19

Poema de Mariana Finochietto





LOS PECES 

De vez en cuando
uso la excusa
de limpiar los frascos de piedras de mi hija.
Los vuelco sobre la mesada,
y lavo
piedra por piedra,
cuarzos, turmalinas, pequeñas obsidianas,
hematites que esconden fuegos rojos,
ya no podría tocarlas sin repetir sus nombres.
Lleno los frascos de agua
y sumerjo las piedras hasta el fondo.
Brillan,
porque las piedras siempre saben parecerse a los tesoros.
Hundo mi mano entonces, rozo
el misterio de la disolución de la materia.
Mis dedos
bajo el agua centellean,
como peces.

© Mariana Finochietto

5 comentarios:

Anonymous Marina Cavalletti ha dicho...

Hay que hacer un videopoema con esto Mariana, es una maravilla, palabra que se mueve y respira!

19 de agosto de 2019, 22:47  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Bellísimo poema, Mariana.

Un abrazo.

Alicia Márquez

20 de agosto de 2019, 14:18  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

original bello y conmovedor:como casi todos lso tuyos, pero tal vez un poquitin mejor? Abrazos, Marta

24 de agosto de 2019, 13:00  
Blogger Liliana ha dicho...



Qué decir, que es muy tuyo, muy bello.
Besote.

Lily Chavez

24 de agosto de 2019, 20:14  
Blogger Romina R Silva ha dicho...

Sensación totalmente disfrutable :)

3 de septiembre de 2019, 19:24  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal