30/8/19

Poema de María Laura Coppié



Tsunami
  
Tenía 36 años
cuando juré no volver a creer.
Nuestra Reina del Trigo lo descubrió.
Puse en la salida las apenas valijas
y cumplí con determinación
-hasta un día en el que
en esa mesa escondida que da
a ninguna ventana de Boulogne Sur Mer,
en vez de pedir café dije te amo-.
¿Te amo? ¿Era ésa mi voz?

Nunca fui demasiado conciente
de lo irreversible
hasta ahora
cuando entendí lo que no perdonaba.
Lo que no puedo dejar pasar
es la demolición de mi estupidez:
la bomba sobre aquella estéril promesa.

Ni siquiera fue
la perseverancia del mar paspando la piedra:
vinieron la voz y esa mano de exposición
convirtiendo la convicción en papel maché.

Seguí el viaje
sosteniendo la certeza
de que en el invierno
cierro todas las puertas
y ahí en el km 308.
de repente la duda:
todas menos ésa
hinchada por la humedad y las ruinas:
la que (con el cambio de temporada
y el candado que se oxida)
probablemente
de un soplido
vuelvan a derrumbar.

© María Laura Coppié

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal