23/6/18

Poema de Sandra Gudiño





Así   el amor

Tiene olor a tarro de fruta
confitada recién abierto.  Mirá
cómo llena las manos
        azucarado              pegajoso
ronda la boca:
no dejés que te confunda cualquier
golosina.

Si observás te cierra los ojos
y canturrea al oído un poco de miel
un poco de miel no basta
como Cerati pero a capela.

Cuando llegue
que un escudo no sea tu resguardo
los escudos no detienen la desolación.
En tu ansiedad no golpees
los muros que levantaste frente a tu casa
caés seguro en una red de agujeros.
Tu amor es único
 no le permitas que tropiece todo el día
con el brillo de tu sonrisa
tampoco que use tu bloc de notas
con cara de niño a los siete
chorrearía lugar común
                                     de puño y letra.

Recordá que no tiene
ojos para mirarse     se vuelve perezoso
envejece sin darse cuenta
y se deja tirar sólo en días húmedos
pero resucita:

                     hoy salen los secos.

© Sandra Gudiño

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

"los escudos no detienen la desolación."
Bello!
Floralevi

23 de junio de 2018, 16:24  
Blogger Adela ha dicho...

Drástico! Muy bueno.

24 de junio de 2018, 17:01  
Blogger Adela ha dicho...

Suele haber encuentros, si, quiméricos...Muy buen texto.

24 de junio de 2018, 17:07  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal