19/5/18

Poema de Celina Feuerstein


  

y el cuerpo cuando se pierde el amor
¿es el mismo cuerpo?
el cuerpo que amado despertaba vivo
florecido como un árbol
de corazón de hígado de vísceras
colgando como flores
y los músculos que hacían run run
como si un motor los pusiera en marcha
las piernas esbeltas los brazos firmes
dispuestos a correr la vida y atrapar el aire
ese cuerpo después
¿es el mismo?

no es aquel cuerpo no
es otro
se afloja la carne y ya no se tensa
el músculo
en este no se siente
dónde está el hígado dónde el corazón
como una masa informe
late despacio
se seca la piel y cae como polvo blanco
arena del desierto
los frutos
las hojitas
caen
se pudren
se oxidan 
                                                                         

© Celina Feuerstein

8 comentarios:

Blogger Isabel ha dicho...

Celina, hermosa idea germina en tu poema y hermosa la ilustración.También es otro el cuerpo que alguna vez vivió el amor. Bueno es el texto que, sin salir de la poesía, hace pensar.Un abrazo, amiga. Isabel Llorca Bosco

19 de mayo de 2018, 20:27  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Darse cuenta que pasa la vida. Y poder ser testigo de uno mismo, es maravilloso, como crear poesía.

19 de mayo de 2018, 21:04  
Blogger Clelia Bercovich ha dicho...

Celina, este tema me es muy conocido, digo conocido nada más, porque lo recorro, no porque tenga la posta de su solución. El abordaje que hacés es muy suelto, muy flexible, me gusta mucho como escribís, armonioso y cálido. No me quiero ir de tema, en definiva, es el mismo, es otro, no es moco de pavo, hay que saber, necesitamos saber para perdonarle o no.

Clelia

20 de mayo de 2018, 0:25  
Blogger Celina ha dicho...

Gracias por tus palabras Isabel!

20 de mayo de 2018, 1:51  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El paso del tiempo en nuestra casa: el cuerpo. Bello y verdadero. Abrazo, Inés Legarreta.

20 de mayo de 2018, 9:22  
Blogger Clelia Bercovich ha dicho...

Bueno parece que en lo técnico no voy. Hermoso, iluminado, flexible, cálido. Un estilo muy personal y reconocible el tuyo,
interrogantes abiertos
clelia

20 de mayo de 2018, 13:11  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Son las preguntas q nos permiten reconocernos después de las despedidas q se llevan una parte de nosotros mismos. Excelente poema, Celina, para pensar, para mirar hacia adentro... Gracias!!! 😘😘😘

22 de mayo de 2018, 0:21  
Blogger Adela ha dicho...

Duro...Pero otro amor recompone.

23 de mayo de 2018, 8:43  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal