19/5/18

Poema de María Rosa León


  

DIVISIÓN DE AGUAS 

"Según su costumbre, el sol brilla y muere, muere y brilla. 
Y en el patio, como ayer, hay una luna amarilla..." 
JORGE LUIS BORGES 


Ya lo hicieron los hombres 
a lo largo de toda la larga 
historia de los hombres... 

Empezó Dios, separando las tierras 
de las aguas y la luz de las tinieblas. 
Después, una interminable sucesión 
de imitadores, intentó distinguir 
el bien del mal, el cuerpo del espíritu, 
la vida de la muerte... 

¡Hasta Platón se tentó y separó las aguas 
entre doxa y episteme!... 

¿Y quién puede darnos garantía, 
o sólo asegurarnos, 
que no esté todo tan confundido y aglutinado 
o (¿por qué no?) amigablemente unido, 
que resulte ser absurdamente innecesario 
insitir en esta tan inútil división de aguas? 



© María Rosa León






Etiquetas:

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

HERMOSO! te deja pensando.
Saludos Maria Rosa.
Anahí Duzevich Bezoz

21 de mayo de 2018, 20:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡¡¡Mil gracias, Anahí, por tu tirmpo de leerme, por tus palabras y fundamentalmente por el afecto expresado en éstas!!!
Un beso grande
Naría Rosa León

23 de mayo de 2018, 13:40  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal