19/5/18

Poema de Andrés Lazcano García



En su trémulo quejido
el hoy desarma los espejos,
la única reseña,
sombra en mí la dicha
exhala un ángel de voz cansada,
el cielo es la certeza
entre el abismo y las llamas,
escribir o morir me digo
y en el estruendo de la carne,
el alma es el verso
que dejo ir.


© Andrés Lazcano García

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

hermoso poema con el alma del poeta como ángel
de la palabra escrita.

Saludos
Anahí Duzevich Bezoz

21 de mayo de 2018, 21:01  
Blogger Adela ha dicho...

Escribir...Es vivir... Dale!

23 de mayo de 2018, 8:49  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal