27/4/18

Poema de Leonor Mauvecin





MANZANAS  

En el  patio del convento, en el silencio de la siesta
limpio con  la escoba el piso de tierra.
Limpio
y a la sombra, en el perfume  del verde, en el gorjeo:
                          las  manzanas.
Ajena fruta prohibida en el jardín recoleto.

Recuerdo entonces antiguas historias
otros jardines, que me cuentan las monjas.

Cedo a la tentación

Escondo la fruta en el regazo
la pobreza
cubre mi culpa, con sus manos.


© Leonor Mauvecin

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

muy bello en su totalidad, leonor, aunque no quito mis ojos de este tremendo final. susana zazzetti.

27 de abril de 2018, 20:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me encantó, tan breve, tan hondo.
Un abrazo
Betty Badaui

27 de abril de 2018, 21:46  
Blogger mariel monente ha dicho...

Bello.

27 de abril de 2018, 22:11  
Blogger Gladys Cepeda ha dicho...

interesante texto

29 de abril de 2018, 18:41  
Blogger claudia tejeda ha dicho...

Delicado y duro. Un poema que interpela y que abraza. Exquisito, Leonor. Muchas gracias.

Claudia

4 de mayo de 2018, 22:02  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal