27/4/18

Poema de Gisela Galimi





De niña creía

De niña creía
que todas las madres
tenían las manos calientes.
Sobre mis pálidos dedos
tu dulzura compensaba
mi frío.

No pude hacer eso con mis hijos
sigo teniendo
las palmas llenas de palabras
y vacías de sangre.

La vida siempre busca equilibrarse,
mis niños tienen las manos cálidas.


© Gisela Galimi

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

A tus niños les transmitiste tu calor y el de tu madre, me emocionó y agradezco este poema.
Un abrazo
Betty Badaui

27 de abril de 2018, 21:50  
Blogger Leonor Mauvecin ha dicho...

Hermoso poema

28 de abril de 2018, 2:02  
Blogger Gladys Cepeda ha dicho...

que bello poema me gusta mucho Gisela

29 de abril de 2018, 18:44  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal