27/4/18

Poema de Clarisa Ollivier





LA HERIDA

Después de la herida
muda la piel
muda la boca
Cuando se crece
muda la luz
como guante del cuerpo
Y uno se queda mirando eso
donde ha sido

Aquello que apoya inerte
entre la hierba o bajo el dado
como cáscara de una vida
Y te despides de tu forma
de esa quietud
de esa última mueca

Zapa deshidratada de música
esperando la otra danza
Entre el paso y el paso
la otra danza
que bosqueje
la ascensión al árbol
los sueños rotos
el infinito de la rosa


© Clarisa Ollivier

1 comentarios:

Blogger Silvina Vuckovic ha dicho...

Bellísimo, Clari

30 de abril de 2018, 0:37  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal