19/2/17

Poema de Gabriela Delgado


Lo irrecuperable

No sé traicionar
el bosquejo de la palabra,
el esqueleto de la sangre.
No puedo conceder la justicia de la sal
a mi garganta.
El aire se hace denso
en la madeja del sudario.
Todo un esfuerzo
conciliar amanecer y noche,
el por qué y su consecuencia.
El maltrato de cada invierno
privilegia lo irrecuperable
mientras imagino un ayuno de verbos
que se escurren entre mis palmas.



© Gabriela Delgado

7 comentarios:

Blogger Benjamin Mejias Caris. ha dicho...

Mi oído divaga en esa vos invisible....
Muy hermoso...Felicitaciones !!!

19 de febrero de 2017, 17:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

poesía necesaria!!!abrazo

20 de febrero de 2017, 14:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

"el aire se hace denso
en la madeja del sudario"

impresionante!

un placer leerte Gabriela!

claudia tejeda

20 de febrero de 2017, 19:06  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Como siempre es un verdadero placer para mis pupilas y amistad, leerte querida poeta. Abrazo gigante. Mary Acosta.

25 de febrero de 2017, 16:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...

"... imagino un ayuno de verbos/que se escurren en mi garganta"; la palabra como siempre, será la sanadora. El verbo vendrá para lograr la paz.
Muy bello,
Gra Bucci

7 de marzo de 2017, 21:49  
Anonymous Ivana Szac ha dicho...

Precioso tu poema, siempre con metáforas bellas que me llegan profundamente como ésta "No puedo conceder la justicia de sal en mi garganta! Gracias Poeta. Abrazo.

18 de marzo de 2017, 13:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un poema interesante por su temática, la justicia y la palabra
Graciela Licciardi

18 de marzo de 2017, 16:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal