19/2/17

Poema de Amalia Zacoutegui


UNIVERSO

Pequeña.
Soy la ínfima astilla de la luz que está en viaje.
Inmemorial, el cosmos, su lujo en la negrura,
canto rodado de agua luz el oleaje del tiempo.
Crepitar de estrellas en mis ojos,
fosforescencias traspasándome en su marcha,
hilándome a fragmentos de universo.
Danzamos sin saber. Danzamos juntos.
La música es ese pulso sideral que nos habita
y nos vierte en el alma orfebrerías.
Ínfima soy.
Apenas débil aleteo
en el magma del tiempo.
Apenas refucilo en su techumbre de joya enmudecida.
 Ínfima soy. Sólo un instante.
Sin embargo, arrojo mi jazmín de tinta hacia el aire
y deslumbrada, amante,
nos escribo.


© Amalia Zacoutegui

4 comentarios:

Blogger mariel monente ha dicho...

es precioso!

19 de febrero de 2017, 21:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

tiene música, Amalia. Es una danza.
precioso!!!

un abrazo de jazmines de tinta

claudia tejeda

21 de febrero de 2017, 10:04  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Imágenes que calan hondo, tema reflexivo y precioso final, me encantó.
Un abrazo
çBetty

27 de febrero de 2017, 11:27  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me maravilló la forma como lograste un poema plagado de imágenes, sensaciones y la certeza de que nuestra grandeza está en la palabra.
Abrazos
Gra Bucci

7 de marzo de 2017, 21:45  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal