11/2/17

Poema de Alejandro Méndez Casariego


Pielesrrojas 

Hay fotos que reflejan
a niños con tocados de pluma
y las caras pintadas en señal de guerra
esos chicos entienden que lo que hacen
es una parodia de otras vidas
creen que son, pero saben que no son
los pielesrrojas destinados a morir
a manos de un enemigo
más favorecido por la historia
pero eso no les quita el heroísmo
de la batalla librada hasta el final
hasta el momento en que el último cae
asido al estandarte
eleva el grito final a wakantanka
el espíritu del búfalo
y establece un triunfo definitivo con su muerte

Ya saben algo de eso
porque lo han visto en blanco y negro
entre los relámpagos de una luz inestable
en imágenes que no pueden mentir
Algunos de esos pibes crecieron
odiando al carapálida
y aunque la vida los llevó
a celebraciones iluminadas por cristales
a existencias ordenadas y prolijas
aunque en apariencia solo sean amaestrados
elementos del mundo que disuelve
sus antiguos alaridos de combate
en ellos cada tanto refucila
la mirada de Caballo Loco, agitando su lanza
Allí también , en los salones
en que se casan sus hermanas
y se reparten los tantos
un anhelo latente le nubla la mirada
y como dijo alguien
se les escapa el indio
Brutales eran
esos indios malos
chocante su cosecha de cueros cabelludos
Allí, en los años tempranos
se abren los caminos
Siguen habiendo cowboys que protegen su hacienda
y su familia
y pielesrrojas que quieren existir
mientras aún pasten
búfalos en la pradera
Cada historia está labrada
en sangre
Cada niño que ya está siendo hombre
elige su trinchera
a veces para siempre. Otras no.
Pero elige.


© Alejandro Méndez Casariego

6 comentarios:

Anonymous Alicia Albanesi ha dicho...

testimonios en imagenes ... hacen de éstas UNA MANERA DE REPLANTEARNOS. GRACIAS !!

11 de febrero de 2017, 18:52  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un poema para reflexionar y el niño es el principal protagonista
Graciela Licciardi

11 de febrero de 2017, 19:19  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Muy bueno Ale querida!!

11 de febrero de 2017, 20:48  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Alejandro a sido grato leerte,

Poeta SANTOAMOR

12 de febrero de 2017, 16:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Excelente poema Alejandro,como siempre.

Tana P-

13 de febrero de 2017, 17:37  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Anhelante rescate de la infancia como tiempo-espacio de ese "buen salvaje" al que vale la pena volver una y otra vez para recuperar esos grados de libertad que tanto siguen haciendo falta, tanto o más que entonces. Hermoso.
Raquel Jaduszliwer

18 de febrero de 2017, 11:53  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal