11/2/17

Poema de Isabel Llorca Bosco


RECUERDO 

No pasa, vuelve.
Se despierta
por el zigzag fragante
de la tierra llovida,
por el tono anterior a la noche,
las llamas de la siesta
que parecen estirarse hasta las claraboyas,
el parpadear del voile de la cortina intacta,
y el apagado estruendo de la llave al caerse.
No ha pasado el pasado.
Las distancias se sueltan y queda libre del tiempo aquel
y  de su espacio. Y ahora todo sería más fácil.
Y un Jano se conforma, dios con doble mira,
dios fuerte ante el recuerdo,
que nunca vuelve entero ni igual;
 hay que hacerlo con luz. Es resbaladizo
Se des focaliza y se hace extraño.
¿Dónde hurgaba la claridad por las manchas de sombra?
Permite el porvenir. Si no, no tendríamos fuerza,
interés ni historia para ir solos camino del oeste.
Se lo oculta muy bien: en cavidades,
 entre los dientes, debajo de los párpados,
Pero por el dulce dolor con que conmueve
( y hasta su nombre lo adelanta)
al recuerdo lo guarda el corazón.

                                                    
© Isabel Llorca Bosco

9 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Este dulce dolor del poema se adentra en nosotros imperiosamente

Graciela Licciardi

11 de febrero de 2017, 19:22  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Los recuerdos seres intangibles que se cuelan en todas partes. Muy buen poema. Gracias por compartirlo. Un abrazo Graciela Barbero

11 de febrero de 2017, 19:54  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Isabel: qué bello poema!!

11 de febrero de 2017, 21:14  
Blogger Adriana ha dicho...

Me gusta mucho este texto, donde juegan de igual a igual las referencias eruditas, las bellas imágenes y la ternura de las emociones. Un beso grande. Adriana Maggio (Dirbi)

12 de febrero de 2017, 0:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Maravilloso! Un placer leerte en este texto tan intenso y sensitivo.
Cariños
Aly Corrado Mélin

12 de febrero de 2017, 9:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

celebro la exquisita delicadeza de tu voz poética, tan hermoso en fondo y forma hasta toda mi admiración. abracito, isa. susana zazzetti.

13 de febrero de 2017, 14:51  
Anonymous MARIA LUISA MARQUEZ ha dicho...

Los recuerdos que nos forman, nos sirven , o nos ponen la fotografía del suceso.Contiene mucha sensibilidad!!!! María Luisa Márquez

17 de febrero de 2017, 19:29  
Anonymous MIlagros Rodríguez ha dicho...

Atesorar recuerdos...abrir las ventanas hacia un tiempo que fue y es a veces tan intenso que permite escribir maravillosos poemas como el tuyo Isabel!!!

7 de marzo de 2017, 21:14  
Blogger poemas Clé ha dicho...

Cómo me impacta a mí,digo. Siempr es así.Me impacta desde el conocimiento, desde el saber, usado metafóricamente a través del dios representativo el dios, mito , construye y centra el tramo impreciso en el que se centra la poeta. ¿lo ilustra o lo construye ? No sé. En todo caso desde ambos. Interesante el dios jano que se refiere a ese "ir siendo" de la realidad temporal , procesamiento, "a dos caras" una mirando el pasado y otra el futuro, el tiempo es procesamiento . Hay cosas que cura el tiempo, te dicen. Dónde enpieza el pasado, dónde el futuro? todo el hoy cuando el recuerdo te impacta e invade el presente. El futuro incluye la fortaleza de la experiencia y también la vulnerabilidad adquirida como para enfrentar futuro. el violeta de las letras me tiraba nostalgia , creo que eran las letras violeta, pero puede que me equivoque. El tiempo suele jugar con la nostalgia.y mucho, tiempo y nostalgia son parientes cercanos.

3 de abril de 2017, 15:41  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal