11/1/17

Poema de Claudia Tejeda


Fábula 

La otra mejilla, madre 
esta cara enrojecida 
de económica virtud 
catequesis de la indefensa 
de la crédula de reyes y zapatos 
huérfana de guisantes  mágicos 
para subir a los tesoros de tus cuentos 
entre ogros no mencionados. 

Tuve que aprender a matar mariposas por correo 
                                 en un curso de crueldad.



© Claudia Tejeda

6 comentarios:

Blogger Adriana ha dicho...

Espléndido, Claudia, y profundo, como todo lo que escribís. Un abrazo. Adriana Maggio (Dirbi)

11 de enero de 2017, 13:24  
Blogger Mariano Parente ha dicho...

Bello, muy bello Clau !!

14 de enero de 2017, 14:45  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Siempre "ternura". Esa que te habita. Que es tu esencia.

15 de enero de 2017, 15:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

con la intensidad que nos acompaña y la ternura que a mi no me es fácil. Una belleza. Griselda Rulfo

15 de enero de 2017, 21:52  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Una mirada no convencional sobre el mundo de la infancia. Muchas gracias, Claudia!!
Raquel Jaduszliwer

16 de enero de 2017, 0:52  
Anonymous Anónimo ha dicho...

tan raspando lo de adentro, tan dolor suavizado con ternura, tan poeta!! brillante tu manera de conmover cada rincón del cuerpo, claudia, brillante! susana zazzetti.

16 de enero de 2017, 15:35  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal