17/12/16

Poema de Gabriel Chávez Casazola

                 


Vuelo nocturno / Arte poética 1

Esa luz que se apaga
no es un imperio
ni una luciérnaga.

Antoine lo sabía, lo supo volando sobre la Patagonia.

Esa luz que se apaga es una casa que cesa de hacer su ademán
al resto del mundo,
una mansión

  —una humilde mansión si cosa cabe: todas las casas del hombre
  son una mansión, todas las mansiones del hombre una cabaña—

una mansión, decía Antoine, que se cierra sobre su amor. O sobre su tedio.

Una luz vacilante a la que
—frío al calor—
unos labriegos reunidos
se aferran

náufragos que balancean un fósforo
ante la inmensidad
desde una isla desierta.


© Gabriel Chávez Casazola

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Feliz de leerte Gustavo, Bello tu poema
Diana Rios.

17 de diciembre de 2016, 18:30  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Qué gran poema!! Intenso.
Abrazo
Elisabet

17 de diciembre de 2016, 19:09  
Blogger Ricardo Juan Benítez ha dicho...

Hermoso poema inspirado por ese intrépido aviador de metáforas

18 de diciembre de 2016, 15:19  
Blogger Dardo festino ha dicho...

Cuánto disfruté tu poema Gabriel, excelente!

20 de diciembre de 2016, 12:03  
Blogger Anama ha dicho...

¡Hermoso poema, intenso, profundo! Me encantó.

26 de diciembre de 2016, 11:29  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal