17/12/16

Poema de Miguel Ángel Ferreira


Aprendo, miro, escucho
Abrazo, me abrazan
Salgo, sin alas.

Mareados por el sol
Dos colibríes nectarizan mirtos
Señal de buena ventura me dicta una melena rubia
Si los ves al mismo tiempo.

     Soñoliento, indeciso estoy tratando
     De llegar a mí casa
     A mi pan, a mi luz, a mi consuelo,
     A mi azar, a mi traje, a mi escritorio. 

Con las alas abiertas  la noche de ojos con estrellas
Va empujando la tarde
Entre trenes oscurecidos
Pasajeros desconocidos
Las lentas horas del estío
Me tienen intentando el salto
Elaborando historias
Descubriendo mi memoria
Entre estrellas entre trenes
A ras de suelo las miradas. 

Allá arriba la luna gira estrellas
Como si fueran monedas.

He de partir
Una goleta me espera en la rada
Con soles de otros trópicos
Musgos y sables antiguos
Humedad de sales de mar
Parto, salto al puente
Entre gritos de despedida y alegrías
A estrenar.


© Miguel Ángel Ferreira

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal