30/12/16

Poema de Carlos Satizábal


LOS HUYENTES

Fair is foul and foul is fair.
William Shakespeare.

Caerá sobre los ojos sin lágrimas la sal del olvido
y sobre los labios mudos del grito el barro de la locura.
Huiremos por los campos arrasados, sin flores ni duelo
a sepultar más hondo a nuestros muertos, con premura,
espantando a las bestias carroñeras del cielo
y a los perros hambrientos que devoran lo perdido
y aúllan a la luna los huesos desolados de sus amos.
Una lluvia de arena roja quemará nuestros oídos
y el viejo olor de la muerte ahogará las huellas que pisamos.
Ni el agua ni el viento ni la espuma de los venenos
ni el trueno de las bombas, podrán detenernos.
Lo bello es horrible y lo horrible es bello,
a través de la niebla, por el aire impuro vagaremos.
Haremos nuevos caminos sobre la selva que se puebla.
Habrá otro suelo y buenas semillas qué cultivar.
Otro azul será el cielo y una casa nueva habitaremos,
Haremos arepas frescas y pan de maíz frente al mar
y beberemos en las mañanas el café recién colado.
Somos los huyentes que jamás se han ido. Los que nunca se van.

© Carlos Satizábal

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...


Qué fuerte y qué cálido al final este poema, me llega ese contraste hondamente entre la guerra y la paz.
W.M.

2 de enero de 2017, 11:17  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Profundo, Muy sentido. Los poetas escriben así.
besos

3 de enero de 2017, 11:36  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal