30/12/16

Poema de Anny Guerrini


La niña
es un animal sin piel.
Flor cerrada
hurgando sabores de arcana madera.
Un ángel desmiga panes agrios
Y el viento fragmenta carne y huesos
Famélicos perros ladran en su puerta.
Afuera la noche es un pájaro mendigo.
Ella bebe la noche
bajo sauces que desgranan el ayer.
La obstinada memoria
incita con perversas caricias
secretas e injustas leyes.
El viento decapita violetas y apaga cirios.
La niña teje y desteje
una trama de recuerdos.
Inútilmente chillan los pájaros de Alción.
Inútil cerrar las ventanas.
Inútil la plegaria.
En las profundas aguas de la noche
navegan los sueños
y el dios de la muerte devora olvidos.
La noche es un latido invadiendo derrotas.
Aristas de hielo se clavan en los ojos de la niña.
Y el ritual del insomnio alborota la hojarasca
de la frágil memoria.
Una mujer solitaria
se arrodilla frente al fuego que la desgarra.


© Anny Guerrini

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

fatal. atrapante. conmovedor.más adjetivos. susana zazzetti

30 de diciembre de 2016, 12:29  
Blogger Adriana ha dicho...

Texto fuerte, crudo, surcado de ideas e imágenes originales. Muy bueno. Un abrazo. Adriana Maggio

1 de enero de 2017, 22:22  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Una circunstancia muy bien desarrollada. Aunque triste.
Mantiene la atención.
Un abrazo

3 de enero de 2017, 11:39  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Una circunstancia muy bien desarrollada. Lograda.
Un abrazo

3 de enero de 2017, 11:41  
Blogger Liliana ha dicho...



Me encantó este poema Anny querida,y tal vez alguna vez que vengas, puedas leerlo bajo una luna de pájaros.
Un abrazo y Feliz 2017

Lily Chavez

3 de enero de 2017, 21:28  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal