30/12/16

Poema de Cecilia Glanzmann


INSTANTE

En el árbol de las horas
suspiran
y bostezan
los pájaros sin alas

en el árbol de las manos
vuelan
en un ritual de soles
los amaneceres
diáfanos

de las horas que saben
se exilian
sin miedos
las sombras de la noche.


© Cecilia Glanzmann

2 comentarios:

Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Los pájaros no necesitan alas, el poema tiene vuelo propio.
Cariños!!

3 de enero de 2017, 11:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Así lo siento, Nerina. La imagen de las manos en relación con el árbol, el vuelo, el ritual de soles, los amaneceres que hablan de la apuesta a la esperanza ... me llega mucho.
Mercedes Torriglia

12 de enero de 2017, 16:56  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal