14/9/16

Poema de Isabel Llorca Bosco


NO HAY UN LUGAR VACÍO

No es por decir, Eduardo, cuando alguien se nos muere,
no hay un lugar vacío, no hay un tiempo vacío (…)
tanto de lo que somos reposa irrecobrable entre su  muerte
que así sobrevivimos
llevando cada uno una sombra del otro por los distantes cielos (fragmento)
                          Olga Orozco  Desde Lejos  Bs. As., Losada.,1946


Si no un vacío, llenar acaso
el remolino de recuerdos
que gravitaban sobre pasado y porvenir
y sus voces seducían mi presente.
Demandas que desgastan pero que saben bien.

Todo era o parecía prodigioso
pero el brillo se me fue volviendo opaco.
Las ordalías estaban ya dispuestas
y el único resultado admitido era la gloria,
en una iniciación que duraba
tanto como una vida.

Y para no renunciar a las hazañas
usé lo que tenía a mi alcance.
Volar o bailar era imposible,
apenas correr y caminar haciendo eses.
Entonces para tener mérito
—ya que no podía ser como todas
ni realizar lo irrealizable—,
busqué tareas menudas
que me fortalecieran la paciencia.
como un hermano mínimo
Y esperé los últimos requerimientos.
que fueron los mayores.
Intenté ver la aguja en el pajar.
y la llave absorbida por el barro.
Contar los días con reloj de arena
y las horas con el reloj de sol;
con la luna, los meses.
Y cambiarles el nombre a algunas cosas.

Traté de juntar las arvejas entre las cenizas del brasero
Conseguí que las palomas bajaran a ayudarme.
(los Grimm me prestaron las ideas del pueblo más las suyas).

Aprendí a hacer trampas con el tiempo
y obrar con inusitada lentitud.

Transparentes mis actos esforzados e inútiles,
que crecen como ramas para la poda.
solo han servido para que me crean inservible,
una lenteja: en la escoria las manos
para juntar las míseras pepitas relucientes.
Un agua no llorada se ha ido filtrando con los años.
Sin lástima de nadie porque la dignidad del tormento se revela,
y esta voz que me exige es ya mi propia voz.

                                                                   

© Isabel Llorca Bosco

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

un gran arte, isa, mantener un clima que sobrevuela ausencia y dolor, sostenerlo con imágenes fuertes, estéticas y traslúcidas para llegar a tu propio encuentro. una verdadera belleza poética. sin dudas.susana zazzetti. vale varios abracitos.

15 de septiembre de 2016, 11:51  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El aprendizaje de la vida.la permancencia la realización.¡Perfecto!
Saludos
Anahí Duzevich Bezoz

17 de septiembre de 2016, 22:53  
Blogger Raquel Jaduszliwer ha dicho...

"...como un hermano mínimo" grandeza del poema en la asunción de una verdad existencial. Un abrazo Isa. Gracias. Raquel Jaduszliwer

18 de septiembre de 2016, 14:59  
Blogger Mariano ha dicho...

Qué poema, Isabel... "La dignidad del tormento se revela": un verso que puede dejarme pensando horas.
Te felicito y agradezco por tu poesía.

Mariano Shifman

20 de septiembre de 2016, 19:08  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Estrategias de la vida, estrategias poéticas para llegar al final y sobrevivir. "La dignidad del tomento se revela" Un abrazo, Inés.

30 de septiembre de 2016, 12:17  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal