13/9/16

Poema de Marta Cwielong


kaffeklatsch 

                añorar

una boca
deslizar un nombre
sacarnos los zapatos
hablar de los pezones

                       de la línea
del vientre
donde se instala el deseo

lo dicho ya lejano
de alguna cólera
tolerar lo justo
y renacer en el pacto

que las diosas nos concedan
seducir por más tiempo


© Marta Cwielong

5 comentarios:

Anonymous betty badaui ha dicho...

Todo dicho con gracia y dignidad, encantador poema.
Abrazos
Betty

13 de septiembre de 2016, 16:46  
Blogger Sandra Escobar Ginés ha dicho...

Genial. Impecable.
Gracias por compartir
SEG

13 de septiembre de 2016, 16:48  
Blogger maximo ballester ha dicho...

Muy bueno, excelente final. Saludos

29 de septiembre de 2016, 17:42  
Anonymous susana szwarc ha dicho...

hermoso poema. Besos!!!

30 de septiembre de 2016, 22:08  
Blogger Isabel ha dicho...

Querida Ana, como somos amigas en facebook, te rogaría me tradujeras el significado de la última palabra..El poema es bello, digno, medido en su !añoranza!. Hay valentía y llamado. Yo lo pasé de joven porque queriía que la seducción estuviese enraizada en el amor. ¨Si esto es tan importante por qué pedirlo sólo a las diosas inmortales y jóvenes para siempre. Se lo pido al Dios que amo y hasta a María, que no "conoció" hombre. No me parece una falta de respeto, pues sale de mii totalidad de mujer. Bravo,es un poema para antologizar.Un beso Isabel llorca Bosco

13 de octubre de 2016, 14:02  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal