14/9/16

Poema de Beatriz Minichillo


Réquiem para una niña perdida 

Cuando te volveré a encontrar
niña del crepúsculo,
de azaleas y jazmines
perdida en un rincón del tiempo.
Qué sola estás,
qué ausente de tu propia imagen
rolando en un barco
sin vela ni timonel
con tu mudo pedido de socorro
mientras languideces
como una figura opaca
en un escenario de cartón.
Dónde estarán ahora
tus manos
esas que se escapaban
como pájaros inquietos.
Dónde se fue tu hora
que barría el aire de la siesta.
Dónde tu mirada,
luz en la sombra.
Con vos se fue el espejo,
el reflejo, el instante
y no quedó nada
sólo esta ansiedad
teñida de vacío
que me deja aún
más desnuda
con un interrogante
sin respuesta
arropado en mis brazos.


© Beatriz Minichillo

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Querida Betty, excelente tu poema! Y esa niña del crepúsculo está por ahí , muy dentro de tu alma. Besos! Amalia M. Abaria

18 de septiembre de 2016, 4:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

muy buen poema, saludos Betty.
Anahí Duzevich Bezoz

22 de septiembre de 2016, 0:08  
Anonymous Betty ha dicho...

Gracias Amalia y Anahi

30 de septiembre de 2016, 19:07  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal