7/9/16

Poema de Antonio Cristóbal Pourrere


POETA 

Cuando las cosas marcan
hay un fervor de réplica
que como púas borrachas,
salta pleno de luz...,
                   lunar y enamorada.
Somnolencias del alma que ilumina..
Entre todo, resaltan...,
huellas vivas de bondad o impostura,
         miedos y vidas póstumas.
La mirada se aleja
balanceando una hoja en el silencio.
Ese silencio blanco del papel,
aún virgen, impoluto
            que alguna vez simula,
escritos simultáneos con trazos de fantasma.
Parecería arbitrario olvidar el estilo,
             crear salvajemente, sin certezas.
La verdad relativa de la musa,
recurrente demuele límites anunciados,
para no componer...
                un algo en desconcierto,
un mero ilusionismo de palabras.


© Antonio Cristóbal Pourrere

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...


la creación surge espontánea, más allá del oficio del demiurgo.
Muy bien
Walter Mondragón

8 de septiembre de 2016, 13:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El eterno litigio entre la preceotiva, la técnica y la inspiración. Nunca mejor planteado que en tu poema, Antonio.
Aplausos, bises y un gran abrazo
María Rosa León

11 de septiembre de 2016, 6:50  
Blogger ALICIA CORA ha dicho...

Sin duda una bella reseña de la obra del escritor, gracias por sentir y gracias por plasmar toda tu creación en este poema tan precioso. Besos Alicia.

17 de septiembre de 2016, 18:50  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal