6/9/16

Poema de Leonor Mauvecin


RECOJO TUNAS EN EL ALBA        
        
Recojo tunas en el alba
antes que el sol despierte en los chañares.
Miles de alfileres pequeñitos duelen en las manos.

Recojo tunas amarillas en el alba roja
Frescas, con perlas de rocío
y las guardo en mi pollera blanca.

Dulce tesoro que me ha tocado en suerte esta mañana

-¡Cuidado con las espinas Elena!

No hay miel sin aguijones
                       ya lo dijo mi madre


© Leonor Mauvecin

13 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué hermosura, Leonor! belllo poema, tierno, profundo... Gracias!! Fabiana León

6 de septiembre de 2016, 20:50  
Anonymous Anónimo ha dicho...

tengo" el libro de elena" en mis manos y es imposible no amar a esa mujer. todo la ternura hacia los hijos sentidos como propio aunque ajenos, toda la espiritualidad de la autora vertida en su amor que supo con maestría volverlo poema. leonor mauvecin convierte una existenca herida en perlas de rocío, con la misma naturalidad y belleza con que guarda el cariño de elena en su pollera blanca. gracias, leonor, porque me regalaste este libro un viernes a las 3 de la madrugada,y no importaba el frío, sino tu palabra poética. susana zazzetti.

7 de septiembre de 2016, 11:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bellísimo, Leonor!

Un abrazo.


Alicia Márquez

7 de septiembre de 2016, 12:59  
Blogger Leonor Mauvecin ha dicho...

Susana querida gracias por tus hermosas palabras vertidas desde tu sólida mirada de poeta que sabe de poesía.Gracias por leer ese libro que es un homenaje a Elena (Bubo) y en ella a todas las mujeres que diariamente entregan su vida por los otros

7 de septiembre de 2016, 14:23  
Blogger Tony ha dicho...

Bello y profundo. los aguijones laceran. pero la miel nos cura de dulzura. Antonio Pourrere

7 de septiembre de 2016, 22:00  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Leonor, si habláremos de poesía no dejaríamos este poema de lado porque subyuga y hasta tiene una cierta candidez hacia las cosas más sencillas de las tantas que la naturaleza brinda, un placer leerte, casi verte tras de tus palabras.
Betty

9 de septiembre de 2016, 15:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Que buenas imágenes y nuevas
que manera más poetica de mirar las espinas
muy bien
W.M.

10 de septiembre de 2016, 15:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Que belleza Leonor!!!!
Mariana Vacs

10 de septiembre de 2016, 15:14  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué belleza, maravillosa estética, una sorpresa este poema, una felicidad!!!

A. Morelli

10 de septiembre de 2016, 15:55  
Blogger sacanueces ha dicho...

todo belleza!!! un placer este poema!!! gracias, francisco

13 de septiembre de 2016, 11:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Este poema titila de esplendor,un cariño,

Silvia Loustau

16 de septiembre de 2016, 17:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Sin apartarse de su estilo reflexivo y su mirada tierna sobre lo cotidiano de un paisaje que es circundante e interior, Leonor hace gala, una vez más, de su talento poético.
Susana Giraudo

21 de septiembre de 2016, 10:33  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Precioso en su forma y fondo.Gracias Leonor por estas joyas que son tus poemas.
Un gran abrazo
Juany Rojas

23 de septiembre de 2016, 21:45  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal