5/8/16

Poema de María Paula Alzugaray


Lidocaine for the soul 

Aun en lo efímero hay permanencia
en pastos fugitivos, en ese perro …apuradamente felices.

El relato construye los lugares.
También el destino y el fracaso implican cierto esnobismo.

Este sentimiento de temporal crónico
de pisar botellas rotas
sin encontrar narcótico que despeje el trasnoche.


Y ahora que la casa está limpia y ordenada;
¿deberé hacer algo por esto,
qué bebería pensar?

Ansiamos como las guindas
el derecho a la claridad.
Pero nada arde.


© María Paula Alzugaray

3 comentarios:

Blogger Susana Rozas ha dicho...

Tan inteligente y profunda tu poesía. Abrazo, María Paula.

7 de agosto de 2016, 22:26  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Distancia irónica y reveladora. Un abrazo María Paula. Raquel Jaduszliwer

13 de agosto de 2016, 0:50  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Interesante y bello planteo de una realidad que aparece cruda y a su vez, narcotizada. Gracias. Abrazo!

14 de septiembre de 2016, 0:50  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal