3/8/16

Poema de Francisco José Malvárez


(PODRÍA SER ASÍ) PERO FUE… 

   podría ser así… y fue 
aunque creía que hasta era in-pensable, pero fue 
fue… más allá de los discursos amorosos que desalentaban tal posibilidad, lo in-pensable 
fue… y cruda fue la noche oscura, de esas más oscuras que la noches sin luna y cerradas 
con su buril candente bajo la piel, en la carne viva, me tatuó con su tinta sombría 
toda mi carne tatuó, hasta que me llego al alma la densa oscuridad 


me dejó sin nombre, parado sobre la cabeza lustrosa de un alfiler clavado en el sordo grito 
como un equilibrista desahuciado, ciego y latente, en un equilibrio mortal 
se abrió el  caos con su eco infinito donde retumba y retumba 
la tajante y nefasta voz de someter: -cruzaste el límite- (ahora me debo volver a someter 
no era ya, acaso, un ser sometido y no lo sabía o no lo creía)? 
lo in-pensable que se sostuvo desde los discursos amorosos: -no importa quién pone…- 
y bla… bla… bla… -las cosas son de los dos…- y bla… bla… bla… y más… y más 


   (podría ser así) pero fue,  el sable vino y vino bien afilado, a cortar cabeza 
porque crucé una línea de la cual no sabía de su existencia 
y el poder se manifestó aludiendo mi desaprensión 
y en juicio abreviado me juzgó y sentenció 
sólo falta saber cuando rodará la cabeza definitivamente 
y es ahí, en ese instante el que te marca: debes seguir sometido 
porque no sabes cual es la próxima línea 
ni cuando una mosca se pose y haga peso sobre la mano del sable que pende sobre ti 
y me separe en dos, rodando sin sentido por el piso, la cabeza 


   “ser o no ser…” frase célebre que no viene al caso así 
aunque me hace tanto ruido si le agrego la voz -sometido- 
donde toma un sentido existencial, caótico y catastrófico 
realmente no me animo ni a moverme… 
me siento vacío, desnudo  y desarmado… 
temo despertar la mosca y vuele y se pose y haga peso sobre la mano del verdugo 
o con las pestañas pasar el límite nuevamente, el que no se ve… 


   -“hacer o no hacer, qué hacer..”?”comienza la cuestión… 
el frío me está entrando por las costillas… 
…y duele



© Francisco José Malvárez

2 comentarios:

Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Gran poema y protesta...cuando pesa lo vivido.

7 de agosto de 2016, 17:31  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un poema filosofal, necesario en este tiempo..abrazos .susana roberts

13 de agosto de 2016, 20:02  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal