3/8/16

Texto de Marta Zabaleta


Borrachera de hastío

                 Dedicado al chinito, montuno                                                                                                             
Quisiera
esa mansedumbre brutal de los vacíos que se entremezclan:
me liberan.
Libo el vino y canto a la salud del patronímico que enrostra en su garganta frío y caliente, gargantúa de Oriente, un orgasmo de libélulas y grillos, valga
en su estertor la primavera.
Baile de los encajes azules, de las medias mustias, de la madre adolorida, de la nana sin llagas, valga. 

Tu hombría.
La heterosexualidad debida a las manzanas. Cuerpo y figura, hasta la sepultura, me basta
una naranja. Bien pelada, azuzada de escombros y consonantes,
prima luna de verano,
verde rota de primavera.

Hay tres o cuatro ranúnculos, pero pueden ser, sin embargo, pleragaragious,
sin que medie
ningún responso.
Por un canal temprano de la tarde de Wimbledon van
tus luciérnagas: el cristal, la esmeralda, la rosa del desierto, sea Khalo o cualquier otra, tuya es la comunera. Tú siempre figuras.

Lejos estás del momio: desdeño esas figuras, te respeto…
con tozudez, hermano, tu ritmo acompasado: 
el rey
la niña 
yo
tonta.
El amo, tú amas, él no me ama.
Escucha mis libélulas: ellas sí son
rosas. Simientes,
sin agujas, puro senos y vientre.

No soy ni un pétalo. Soy tu sirvienta, tu ídolo incaliente, o tu espejo pantalla.
Espantapájaros yo, avispa.
Triste es adormecerte, pleno mío: CELAS
Sobre la nieve cojeo, y como pellejo de serpiente atrás, veo el río. Y más atrás,
veo tu cara y tu recuerdo. Bravo mío.

Tú el sirviente, yo el ama, y quinientos duendecillos en la simiente.
Renaceremos en Varsovia
aun en la muerte
juntos, trébol y alta la luna, reflejados
en el Vístula, adolescentes, amándonos,
por una sola vez, mas para siempre...



© MartaZabaleta
Foto: Yanina Hinrichsen (Enviada por la autora del poema)

6 comentarios:

Blogger Vanessa Cavalcanti ha dicho...

Delicada, pero potente, Marta! Con palabras preciosas y una musicalidad, el poema me ha encantado. Las primeras palabras y la foto están maravillosas. "quiseiera esa mansedumbre...". Gracias por vuestra sensibilidad y paseo por tantas emociones y lugares.

14 de agosto de 2016, 17:23  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Y yo agradezco tu fina sensilbilidad,y por entenderlo, a pesar de estar escrito en una lengua extranjera para tí. GRACIAS Dra. Cavalcnti.Marta

14 de agosto de 2016, 19:47  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Brillan las imagenes que se entretejen con la historia, un poema sensorial....gracias Marta por tus escritos, un abrazo,

Silvia Loustau

16 de agosto de 2016, 17:32  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Gracias, Silvia, por tu interesante comentario. Sabes cuanto lo valoro.Averazos fuertes.

16 de agosto de 2016, 19:42  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermoso poema, con potentes imágenes. Griselda Rulfo

30 de agosto de 2016, 15:26  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Me das un espaldarazo,querida Griselda, porque sabes cuanto respeto l esencia de tu ser y tu poeisa. Gracias, hermanita mia.
marta

31 de agosto de 2016, 22:09  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal