30/7/16

Poema de Ana Guillot


ella piensa que el río trae
tierra desde alguna lenta lejanía
hojas como estrellas nervadas
en su clorofila elemental
piensa que el río es el olfato
entre el coral y el tiempo
brazada por brazada
un hombre y su paisaje
la boca entreabierta

ella piensa que los huesos del mundo
anidan en el río
sutura que acuesta al horizonte
(espejito del dios)
flotando a la deriva
donde expele la ostra su blancura
(la fibra de su luz
su iridiscencia)



© Ana Guillot

3 comentarios:

Anonymous Ivana Szac ha dicho...

Ana:
Hermosooooo poema! pude ver y sentir ese río muy cerca de mi piel con tu poesía. Gracias. Abrazo

30 de julio de 2016, 23:50  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Lo absoluto y total; hermosísimo poema.

7 de agosto de 2016, 17:38  
Blogger Cecilia Moncalvo ha dicho...

En el río de la memoria o la imaginación, una hoja entra y sale con mensajes impensados, con perlas de Tetis, como un espejito de dios. Divertido viaje! Abrazo

13 de agosto de 2016, 14:25  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal