5/8/16

Poema de Leonor Mauvecin

   
 EL EXTRAÑO  

Ese hombre sentado  a la mesa del bar
a la mesa del bar  que está frente a la plaza.
Ese hombre me llama.
Ese hombre dice:

-Vení negrita, yo soy tu padre, ¿sabés?

(Si  fuera mi padre me hubiera dado el nombre)
                                           
Qué puedo saber yo, de ese hombre.

De nombre extraño

De ese hombre sin nombre

De ese hombre
sentado a la mesa del bar
a la mesa del bar que está frente a la plaza.


© Leonor Mauvecin

7 comentarios:

Blogger sacanueces ha dicho...

guauu!!! me dejas en medio de la existencia preguntándome sobre la posible veracidad del que dicen es nuestro padre, el que no da nombre y lo nombramos dios... guau!!! me encantó el poema, un beso enorme y gracias por compartirlo, francisco

5 de agosto de 2016, 23:14  
Anonymous MARIA LUISA MARQUEZ ha dicho...

Parece una lera de tango , saludos de María LUISA MÁRQUEZ

6 de agosto de 2016, 12:38  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Tan simple y confuso al tiempo... es enorme.

7 de agosto de 2016, 17:21  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Este poema es original, golpea y llega.
Un abrazo
Betty

9 de agosto de 2016, 21:24  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Duele en la entraña este poema, al leerlo habia pensado que era un historia real, gracias por compartirlo,


Silvia Loustau

16 de agosto de 2016, 17:35  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Poema maravilloso. Mueve tantas cosas en mi interior. Griselda Rulfo

30 de agosto de 2016, 15:33  
Blogger Leonor Mauvecin ha dicho...

Gracias por los comentarios , aclaro que no me refiero a mi querido Padre , el poema pertenece a mi "libro de Elena" y si, es una historia real , de Elena y como ella tantos niños que sufren el abandono

31 de agosto de 2016, 20:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal