31/8/16

Poema de Claudio Simiz


Paisaje de Lucía cruzando el puente del Reconquista

No  está el Santo Patrono.
Ni el Santo Padre.
Ni el padre.
No está la blanca seda.
Ni la estrella celeste.
Va encendiendo la tarde
           Lucía
con su vientre.


© Claudio Simiz

9 comentarios:

Blogger Adriana ha dicho...

Qué bello. Una historia enorme en tan breve espacio poético. Me encantó. Un abrazo. Adriana Maggio

31 de agosto de 2016, 16:36  
Blogger Vuelo de noche ha dicho...

belleza. pareciera que los versos se engarzaron solitos, naturalmente, para desembocar en el final hermoso.
Marta Ortiz

31 de agosto de 2016, 19:46  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

mensaje único, que define a Lucía.
Abrazo

31 de agosto de 2016, 23:10  
Blogger Isabel ha dicho...

Qué paisaje tan maravillosamente descripto. Primero, las anáforas que enumeran las carencias, la soledad .Y lluego lo que lleva, una radiante y dolorosa compañía.. Muy bueno, Claudio. Un abrazo. Isabel Llorca Bosco

2 de septiembre de 2016, 12:50  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Una síntesis de imágenes que lo dice todo respecto a lo que pareciera desamparo, sin embargo está la luz de una nueva vida.
Cariños
Juany Rojas

4 de septiembre de 2016, 19:28  
Blogger tere mimi gerez ha dicho...

En base a negaciones, llegás a la única y luminosa verdad del vientre de esa mamá. Hermoso.

5 de septiembre de 2016, 10:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...

para celebrar el vientre de lucía. un mundo. susana zazzetti.

5 de septiembre de 2016, 14:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La luz de Lucía irradiada por el poema. Bello. Fabiana León

6 de septiembre de 2016, 20:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Me trama en este poema el juego de la contradicción y su sugerente temática.
bien muy bien
Walter Mondragón

10 de septiembre de 2016, 16:01  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal