31/8/16

Poema de Miguel Ángel Ferreira

  

DUENDES

En la hondura de un pocillo de café
Las palabras del duende de cabellos canos
Garganta de cigarrillos y ojos avizores
De novelas de amantes
Esta mañana encontré la oportunidad
De un poema
Al rato un señor gesticulante y voz de actor
Se sienta a la mesa y convida con sus anécdotas
Esta mañana encontré en ese pocillo de café con duendes
La oportunidad del poema que contara algo
De esto en la ciudad en la mañana de sábado gris
Como en letra de tango.-

© Miguel Ángel Ferreira

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Pocas cosas son tan intensamente sugestivas como un pocillo de café , lleno, vacío o a medias... bello poema.

Claudio Simiz

5 de septiembre de 2016, 18:44  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal