27/8/16

Poema de Paulina Vinderman



El mundo se escribe en manuscrito,
dice el monje señalando mi cuaderno y se mueve
en la tiniebla como un bailarín, buscando
una lámpara.
No pregunta quién soy, no le importan
mis mapas pegados con scotch ni mi sonrisa mustia.
Me dará un té oscuro para la oscura fiebre
(¿cuánto tarda en curarse un corazón quemado)
y un mosquitero.

Dulce tafetán verde,
el cielo es una tajada de río que
sólo pone distancia a la comprensión.
         Sólo entiendo a la lluvia
cuando cae sobre el calor como una mano flaca,
como témpera sobre el papel, arrugándolo
todo en la vigilia.
        Sólo entiendo a la soledad
como un lenguaje que habla por su cuenta,
así mi piel enamorada una vez,
así la prehistoria de un sueño.

Caigo en el fondo de la noche y
se disuelve lo que escribo
(una vez me dijeron te quiero en el fondo
de un taxi).

¿Qué recordaré cuando regrese? 
          
El chillido de los insectos.                         
La música irremediable del dolor.                        
 La suavidad del mosquitero,                         
la suavidad de las reglas de vida.                         
La vanidad oculta de mi lágrima.


© Paulina Vinderman

8 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

La música irremediable del dolor. Síntesis de vida. Gracias por compartir.
Griselda Rulfo

27 de agosto de 2016, 16:33  
Anonymous Anónimo ha dicho...

me encanta
Silvia Arazi

27 de agosto de 2016, 16:51  
Blogger Isabel ha dicho...

Paulina, es frecuente que el trazado de tu voz nos corte
la inspiración (riámonos juntas) para el comentario. Los viajes son una constante, pero el peregrinaje del yo poético pide refugio en la noche hasta curar"un corazón quemado."a vida se escribe en manuscrito"—qué iba a decir un monje con su tradición de copista—. El yo es un necesitado anónimo y el" te quiero" sale de la oscuridad del recuerdo. Son tantos los hallazgos del poema y constituyen un todo. Y hasta las reglas son suaves para ese dolor que, sin duda, persistirá. Persistís como el poeta actual que prefiero. Un beso grande
Isabel Llorca Bosco
Isabel Llorca Bosco

27 de agosto de 2016, 19:30  
Blogger Adriana ha dicho...

Hermoso. Un texto bello, con imágenes poéticas de gran fuerza y originalidad. Me gustó mucho. Un abrazo. Adriana Maggio

27 de agosto de 2016, 20:42  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

La vida y tu sentir en el poema.
Me encantó!!
Besos

28 de agosto de 2016, 12:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

es tan hermoso, tan hermoso, que le caben todos los aplausos. susana zazzetti.

28 de agosto de 2016, 17:05  
Anonymous Miklagros Rodríguez ha dicho...

DETENERSE UN MOMENTO Y MIRAR POR DENTRO Y POR FUERA, REFLEXIÓN Y ESE NO ENTENDER EL DOLOR ¡HERMOSO POEMA PAULINA!

5 de septiembre de 2016, 19:19  
Blogger mariel monente ha dicho...

bellísimo!

16 de septiembre de 2016, 14:15  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal