31/8/16

Poema de Darío Oliva


Cuando muera

Cuando muera
no habrá otro interrogante que el silencio,
para este olvido que imagino.
Mirta Tosoroni

Cuando muera
mis ojos olerán
a húmeda tierra cosechada
por el viento y la sombra,
volverán mis pasos a la casa
que deshabitaron
los dolores de la infancia.

Interrogaré con mi boca vacía,
y, tras la puerta,
cerrará el olvido la silente
caja de mi sepultura.

No sabré si he sido un nombre
o el Poema que habitaba
el Hombre.-



© Darío Oliva

3 comentarios:

Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Cuánto interrogante ante lo que no se recuerda. Que se encuentre lejos la tuya. Estando vivo, nace tu poesía.
Un abrazo

31 de agosto de 2016, 23:14  
Anonymous Anónimo ha dicho...


no entiendo por qué tan trágico el poeta creo que a la pelona hay que tenerla de amiga pero lejana.Pero claro el poema es aparte del poeta, que será su medio de expresarse.
con afectuosidad
W.M.

10 de septiembre de 2016, 17:10  
Blogger mariel monente ha dicho...

hermoso!

16 de septiembre de 2016, 14:09  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal