20/8/16

Poema de Carolina Zamudio


Atardecer de culto

Las cosas bellas también se lacran.
Cuando terminan pueden doler
como si algo se soltara. Pesar
como lo perdido.

Atardece. Un párpado a punto de cerrarse.
Un dios que no es mío
ofrece sus prodigios.
Artista solitario que golpea
justo a los vacilantes
guiña un ojo escondiendo un sol
y nada hay allí de culto. Todo
solo belleza que atardece.


© Carolina Zamudio

2 comentarios:

Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Siempre belleza que atardece. Bellisimo. Un abrazo. Graciela Barbero

22 de agosto de 2016, 15:39  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Bello poema, la imprecisión del momento.

23 de agosto de 2016, 13:23  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal