20/8/16

Poema de Carlos Alberto Roldán


una apuesta al milagrito precario de las palabras 
el de esos dos en el reino de la felicidad 

ya desde lejos corrían como ajenos 
como pájaros apedreados como 
luna insensata que alguno puso en el horizonte negro 

todo se inventa, amigos, y ellos 
por no haber otra cosa se extrajeron del costado mismo de la muerte 

véase que esplendor: 
hablan y hablan o la parlan 
para entretener lo oscuro 

todo pudo antesbien no haberse dado 
pero degustaron el buen vino 
y no viajaron -que les fue posible- al fin del mundo 
a la ínfima región de maravilla que no aguarda a nadie 
se amaron alborotadamente como si supieran 
al borde de la madrugada se durmieron hablando del poder 
y la poesía 

sobre todo la poesía 
como un hijo anómalo 
como esa flor que se logra 
en la rigidez implacable de los muros



© Carlos Alberto Roldán

2 comentarios:

Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Disertación sobre lo que pudo ser y no o como una trampa en la noche amándose. Cuantas imágenes entrega su poema.

23 de agosto de 2016, 13:34  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Grande poeta, est6uviste magnifico aquí y qué remate.Así se escribe.
W.M.

31 de agosto de 2016, 17:28  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal