14/6/16

Poema de Walter Mondragón


MOTOCICLETA

Luz verde
Encendido al motor
Alerta a la primera
Ruidos torvos
Embrague
Vuelta al clutch
Y …Plufff! Se asienta el pie…
Sujeta al mango del acelerador
Aparece tu mano coordinando
Este concierto extraño.
Así te vas
Y yo…
          (desde mi arrobo)
¡Adiós!
¡Adios!
           (lueñe te sigo)
          
© Walter Mondragón

1 comentarios:

Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Hay algo de extrañeza en la mano que aparece en el funcionamiento de una máquina poderosa para hacerla humana. Abrazo, Inés Legarreta.

15 de junio de 2016, 8:54  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal