11/6/16

Poema de Edna Pozzi




Allí están los árboles como lunas nuevas, cristalizadas
en una noche amarga de hierbas y mujeres de lluvia
y las casas abandonadas con sus malignos huéspedes de polvo
tragándose retratos de color sepia y rodeando de insectos tu corona de novia
Allí, a mansalva, el golpe de las olas
presionando la reseca cicatriz del pecho hasta lograr abrirla
y lo que fue olvidado en las casas
un paraguas de hojas y los pañuelos de los amigos que decían adios
con dulzura y tristeza
Allí los compañeros en lápidas o robustos vientres de amante
simulando que aún pueden tener hijos, patrias, mesas tendidas  para el amor
quieren nacer de nuevo los compañeros
como cuando tenían los torsos claros
y los genitales llenos de gaviotas rumorosas
Allí la pobre, triste, seca patria que moldeamos con barro
y estiércol de caballo
y a la que prometimos huesos, horizontes de mar, el terror de la pampa
y el galope de los perdidos por la ancha llanura

y todavía, todavía no hemos aprendido a morir

También lo digo por vos, Edna, todavía con tu velo de novia
bajando las escaleras de la casa con  todas las antiguas cicatrices
comenzando a sangrar
esperando en  la noche profunda la llegada del amado
que tal vez tenga el rostro de la muerte o del sueño
pero seguramente no andará por la vida
sino por el borde negro, filoso, maldito
de aquellos que debieran derrumbarse y aún respiran

En cada golpe de aire un olor a rosas secas
de peces sorprendidos en el fondo de un lago
En cada golpe de aire la condena celeste y ácida
de los sobrevivientes.


© Edna Pozzi

15 comentarios:

Blogger Gustavo Tisocco ha dicho...

Ay Edna qué grande tu poesía, qué bella...!!!! te admiro tanto tanto... Gus.

11 de junio de 2016, 13:23  
Anonymous Anónimo ha dicho...

"y todavía, todavía no hemos aprendido a morir"

qué gran poema!

gracias
norma starke

11 de junio de 2016, 14:02  
Anonymous MIlagros Rodriguez ha dicho...

MARAVILLOSO POEMA EDNA LEERTE ES APRENDER !!!

11 de junio de 2016, 14:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El recorrido de historia, la enorme sabiduría de vida que hasta llega en primera persona a entrar y recorrer los hechos, a vivirlos intensamente y sin llegar a saber cómo aprender a morir; grande, grandiosa, Edna querida.
Un abrazo y mi admiración
Betty Badaui

11 de junio de 2016, 23:14  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Excelente, gran poema!!!! Nosotros y la patria, la desvencijada y pobre patria de los argentinos. GRACIAS!!!! Inés Legarreta.

12 de junio de 2016, 10:34  
Anonymous MARIA LUISA MARQUEZ ha dicho...

POEMA -BALANCE DE LAS COSAS VIVIDAS QUE SE LEEN EN LOS UMBRALES O EN EL TIBIO COLOR DE UN RETRATO, EXELENTE , BESOS MARIA LUISA MARQUEZ

12 de junio de 2016, 16:17  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Fuerte, enorme en sus imágenes y estridente en su sonido. ¡Gran poema! Gracias Edna Pozzi

12 de junio de 2016, 16:34  
Anonymous Anónimo ha dicho...

FUERZA, DULZURA, TRISTEZA, APRENDIZAJE ¡ HAY QUE LOGRAR TODO ÉSTO EN UN POEMA. FELICITACIONES. SUSANA ZAZZETTI.

12 de junio de 2016, 17:21  
Blogger Adriana ha dicho...

Bellísimo y estremecedor. Dice tanto, que el comentario lo único que lograría es empobrecerlo. Destaco una de las imágenes maravillosas: "los genitales llenos de gaviotas". Excelente. Un beso grande. Adriana Maggio

12 de junio de 2016, 20:48  
Blogger Isabel ha dicho...

Maravilloso poema que señala el dolor, la nostalgia de vivir. La recolección del pasado a vecer no permite la vida largaq como plena y feliz., Que imagen más hermosa y cierta, llamarlo "condena celeste"Besos, poeta si las hay.Isabel Llorca Bosco

13 de junio de 2016, 0:05  
Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Fantasmal, etéreo, Becqueriano, impresionante.

13 de junio de 2016, 4:59  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Me trama ese juego autobiográfico que igual es fuego que enciende los papeles (roles) y la fotos (recuerdos) de una historia de la cual es díficil reconocer.
Grande y bello el poema.
Walter Mondragón

14 de junio de 2016, 12:47  
Blogger Ricardo Juan Benítez ha dicho...

¿Como analizar tu poesía Edna? Para hacer un comentario es necesario analizar... pero un vendaval de emociones impiden tal criterio. Es tal el vendaval de imágenes, metáforas, frases, recuerdos, símbolos que... que lo mejor es dejarse llevar y disfrutar de tu arte sin ningún razonamiento. Dejemos que nos guié el corazón.

19 de junio de 2016, 13:10  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un recreo para el alma es tu poema, Edna! No hay palabras exactas para expresar toda la revolucionaria poética de este maravilloso texto. Gracias por compartirlo. Felicitaciones!!! Un cariño.
Aly Corrado Mélin.

29 de junio de 2016, 6:47  
Anonymous María Marta Donnet ha dicho...

Qué buen poema Edna !!! Conmovedor. Increíble !!! G R A C I A S

30 de junio de 2016, 20:55  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal