25/6/16

Poema de Gabriel Chávez Casazola


Elemental

Si yo fuera panteísta —me decías—
escogería venerar a los dioses domésticos,
los dioses del hogar, pequeños y sencillos,
que se esconden tras una planta del jardín,
en la corteza de un mueble de madera
o dentro de un jarrón de cerámica
que alguna vez una muchacha aborigen portó sobre su cabeza
-cómo ondeaba su cintura en equilibrio, su cabello negrísimo.

Los dioses diminutos y traviesos
de la lluvia en verano o del agua cayendo desde la regadera,
la diosa de la acequia en una vieja huerta
que aún frecuenta mi infancia,
las diosas del estanque o de la alberca
—siempre hay algo divino entre las aguas—,
el dios de la puerta, el dios de las almohadas, el dios de los jabones,
el dios de las ventanas,
la turbulenta deidad de la caldera que hierve,
el dios mayor del hogar, escondido (y revelado) en el fuego.

Si yo fuera panteísta, me decías, creería en todos esos dioses.
O en la porción secreta de Dios que hay en todos los elementos
—repuse.


Y mientras conversábamos, al caer de la tarde,
miraba yo con recelo y ternura, al mismo tiempo,
ensombrecidas pero aureoladas de luz nueva,
todas las cosas de la casa.



© Gabriel Chávez Casazola
Foto: Gustavo Tisocco

7 comentarios:

Blogger Liliana ha dicho...



Un bellísimo poema Gabriel, con muchas verdades, hay muchos dioses domésticos y cotidianos en los que confiamos, muchas deidades en lo simple, en todas las cosas de la casa.

Lily Chavez

25 de junio de 2016, 14:28  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Hermosa visión de un momento sublime, bello poema.

25 de junio de 2016, 14:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

una emoción distinta sentí, como si estuviera rodeada de dioses que amo pero que no los tenía presentes. por costumbre, nomás. de modo que tu poesía tiene esa magia poco común de despertar de inmediato el inconsciente. maravilla de palabra. susana zazzetti.

25 de junio de 2016, 15:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ah de los lares, tan caros a nuestra porción más minúscula. Un poema "divino", Gabo. Abrazo, PAOLANTONIO.

25 de junio de 2016, 17:38  
Blogger Rolando Revagliatti ha dicho...

Hay un algo en la música de este poema "que me puede".


R.

26 de junio de 2016, 9:24  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Gran mirada de los dioses.
Un abrazo

26 de junio de 2016, 21:12  
Anonymous Anónimo ha dicho...

bellísimo y emocionante, imágenes sencillas y que tocan el sencillo dios de cada uno. felicitaciones. marta comelli

28 de junio de 2016, 0:42  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal