25/6/16

Poema de Margarita Drago



La noche 

La noche me seduce
entera me sumerjo
en su espesura
asida al filamento de luz
que me incita y cautiva
danzo entre las sombras
la ciudad acompasa sus ruidos
los silencia 
los absorbe
los monstruos nocturnos no duermen
vigilan
las fieras no braman
acechan
detrás de la negrura
atisbo sus miradas
soy presa de sus garfios
y desmesuradas bocas
mi espada de Damocles
pende del hilo de luz
que ya no me sostiene
batallo con las sombras
los monstruos y las fieras
la noche  
mi cobijo
se ha vuelto mi verdugo.


© Margarita Drago

6 comentarios:

Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Tremenda imagen, visiones con monstruos y fieras que asedian, y esa luz… Gran poema

25 de junio de 2016, 15:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

RICA IMAGINERÍA y un señor poema. Abazo PAOLANTONIO.

25 de junio de 2016, 17:39  
Blogger Unknown ha dicho...

me gustó el remate de la noche "cobijo/verdugo" Hermoso!
Abrazo

26 de junio de 2016, 15:32  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Qué seducción la tuya!!
Un cariño

26 de junio de 2016, 21:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me gustó mucho, y el final más.
Un abrazo
Alicia Borgogno

27 de junio de 2016, 13:42  
Blogger David Rosales ha dicho...

Cobijo y verdugo, la dualidad en palabras, así es la vida misma.

Abrazos

David Rosales

1 de julio de 2016, 18:40  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal