25/6/16

Poema de Marta Ortiz

  
Cortes 

Llegué de madrugada y las orillas aún dormían.
Pálida, la luz primera mojaba cúpulas veladas.

Cuando partí ya era el crepúsculo                                 
y la sola visión
violada
a ras de cielo
desató la transparencia de la lágrima.

La traje de mi mano como a un cántaro:
un mix de pop & rock
la luna deshecha entre mis dedos
y los domos
y ciertos oscuros campanarios.


© Marta Ortiz

6 comentarios:

Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...


Absolutamente hermosa la imagen que se muestra. Bello poema

25 de junio de 2016, 15:05  
Anonymous Anónimo ha dicho...

mixtura de cosas y momentos con resultado impresionante. muy bien logrado. susana zazzetti.

25 de junio de 2016, 15:17  
Anonymous susana sz ha dicho...

Marta, "la visión violada", me hacés pensar si no hay otra , si siempre es así la visión. Y como siempre me gusta tu poesía.
abrazo.

26 de junio de 2016, 10:36  
Blogger Liliana ha dicho...



Me llenó cuerpo y mente de imágenes, un poema logrado, un decir que realza como madrugada y crepúsculo.

Lily Chavez

26 de junio de 2016, 16:09  
Blogger LIDIA CARRIZO ha dicho...

un bello poema donde brilló la estrella y sus soles como un nuevo crepúsculo!...
brillante poema me gustó ! lidiacc.

26 de junio de 2016, 18:47  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermosos versos, bella imagen.
Abrazo Marta
Alicia Borgogno

27 de junio de 2016, 13:47  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal