13/5/16

Prosa de Sonia Quevedo


CREPÚSCULO 

Penetrados sus ojos de frío, punzante el silencio zarandea la calma, y el  sol, decadente,  acaricia el ocaso.
Presentes las sombras aquietan el aire. 
Se ha filtrado en los ojos el antiguo beso, el pálido rostro inexpresivo y triste tejedor de abrigos entre hielo y lluvia. 
Punzante el silencio arrulla a los sueños.


© Sonia Quevedo

3 comentarios:

Blogger Josefina Fischer ha dicho...

Me encantó enteramente! :)

Un abrazo

13 de mayo de 2016, 18:42  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

muy bello el atardecer, el silencio que arrulla los sueños!
un abrazo
Graciela Barbero

27 de mayo de 2016, 18:24  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Sonia: Síntesis y Belleza!

Gracias por compartirlo!!
Beso.
Tere Vaccaro.

1 de julio de 2016, 13:51  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal