11/5/16

Poema de Susana Rozas



Una entelequia         era quedarte
por eso elegiste la muerte
sólo una metáfora abierta
en el vientre,
en la herencia zodiacal
de nuestras mujeres.

Te busqué,
sin elevar la voz
sabiendo que tu olor
de misteriosa desolación
y tiempo esclavizado
me encontraría
descubriéndote en la música
que volabas cada mañana.
e ingenuamente
te sobrevivió.


© Susana Rozas

4 comentarios:

Blogger MARIA ALICIA Gomez ha dicho...

Así de "grosa" es la presencia post partida,aunque tan incierta como leve,y a pesar de todo está...

13 de mayo de 2016, 23:53  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Cantar a la muerte es duro pero de un fondo sublime, creo que siempre resulta fuerte pero necesario el canto luctuoso.
Gracias
W.M.

22 de mayo de 2016, 15:05  
Blogger Vuelo de noche ha dicho...

encontrar belleza en el dolor, trabajo de poeta. Hermoso poema, Susana.
Abrazo, Marta Ortiz

22 de mayo de 2016, 22:01  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

La muerte por misteriosa, atrapa.
Muy bueno! un abrazo
Graciela Barbero

27 de mayo de 2016, 18:26  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal