10/5/16

Poema de Susana Giraudo


Poema X

Una hoja amarilla cae
sin elegir su tumba.
El otoño aquieta
la rosa de los vientos.
Se apaga el mar de la carne.
Ya no ruge.

La memoria es
ahora
un caldero hirviente
registro de un detrás
que olvida
primicias de poca monta.

Hay soles únicos
brillando en el cedazo.


 © Susana Giraudo
Pintura: Susana Giraudo

6 comentarios:

Blogger Ignacio Giancaspro ha dicho...

"El otoño aquieta la rosa de los vientos"
Magnífica estrofa que define un instante irremediable del vivir.
Muy buen poema Susana

Ignacio

10 de mayo de 2016, 13:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

poema en su plenitud lírica, confesional, con versos finales que lo pueden todo. muy bello querida amiga. susana zazzetti.

10 de mayo de 2016, 14:35  
Blogger Josefina Fischer ha dicho...

"La memoria es
ahora
un caldero hirviente"
Muy bueno!!! Y terrible final.
Un gusto leerte!!!

10 de mayo de 2016, 18:56  
Blogger sacanueces ha dicho...

hermoso texto, poema que denuncia la soledad inevitable! me encantó!!! gracias por compartirlo, francisco

12 de mayo de 2016, 13:04  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bravo, muy buen poema, el final es , además, deslumbrante. Un abrazo.

Claudio Simiz

12 de mayo de 2016, 14:05  
Anonymous Anónimo ha dicho...

el brillo de tu palabra. qué hermoso es este poema, su!! susana zazzetti

20 de mayo de 2016, 12:13  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal