10/5/16

Poema de Walter Mondragón



FABULILLA

Cuando el lobo feroz
te  ronda Caperucita,
me alarmo,
no lo niego.
Soy testigo de sus incursiones:
he visto cómo caen
bajo sus garras;
lo he oído refocilarse con su carne
tierna y jugosa
como ante un estofado.
Y al acecho de sus nuevas víctimas
hacer gorgoritos…
y relamerse pensando
en lo bien que estará.

Por entonces se comporta
como todo un galán
                                (de vereda)
Atento hasta el desvelo.

Disimulando sus colmillos
adopta pose
de lobito bueno
al que maltratan corderos,
y les ríe y saca la lengua…

¡Qué peligro Caperucita!

Sufro al pensar
que no resistas su asedio
y una noche de esas,
termines en su buche
y yo,
que te quiero ilesa
                   (mí Caperucita)

… Esperándote!


© Walter Mondragón

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

" te quiero ilesa" es un digno acto de amor que me encanta!! susana zazzetti.

10 de mayo de 2016, 14:42  
Blogger ALICIA CORA ha dicho...

Una hermosa descripción del "amor" del Lobo por Caperucita, con una mezcla de humor y terror. Después de leer tu poema no pude menos que reírme un poco y admirar tu creatividad. Felicitaciones, me gustó mucho. Alicia

22 de mayo de 2016, 18:32  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La alusión de caperusita, creo es un simple juego de palabras, me disculpo si no es así.
Pero veo tanto a algunos hombres y algunas mujeres en este jugoso poema.Eres genial Walter, felicitaciones y abrazo. Vic

23 de mayo de 2016, 15:08  
Anonymous MARIA LUISA MARQUEZ ha dicho...

BUENA IDEA EL CONTENIDO DE LA POESÍA,UN SALUDO DE MARIA LUISA MARQUZ

30 de mayo de 2016, 13:56  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal