8/5/16

Poema de Graciela Barbero


Como un domingo
como la lluvia
como la playa en invierno
 como el atardecer en el campo
como el mar de tormenta
como el hueco
el pozo ciego
así  así
así yo
 interior oscuro
 entrañas dormidas
pegajosas por el tedio

Acaso si fuera leve
como la luz
la luz..
¿cuál es el peso de la luz?
¿ como la del alma?
La luz penetra el alma
porosa
una música de chelo
abre el camino
por la linde de la locura
y más allá
el agua
el cielo
esa risa incomprensible
el miedo
y otra vez el aburrimiento.

Desde la otra orilla
 la luz quiebra
el ojo sagrado
enceguece
crucifica

¿y más allá?
el abismo
la nada.


© Graciela Barbero

6 comentarios:

Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Momento de enorme confusión y desespero, oscuridad y frío, auscencia.

9 de mayo de 2016, 17:25  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Momento de enorme confusión y desespero, oscuridad y frío, ausencia.

9 de mayo de 2016, 17:26  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Sobria y de buenas imágenes la descripción, los toques casi fillosóficos que le continúan refuerzan aún más la intención primera. Me gustó leerlo dos veces, Va un abrazo
Betty

14 de mayo de 2016, 15:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Este poema es de una profundidad impresionante.
Aburrimiento, miedo, ceguera, crucifixión, abismo y vos, preguntando sin parar.
Buenísimo.

Abrazo.
Alicia Márquez

14 de mayo de 2016, 20:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...

UFF tremendo...

abrazo.

Cynthia Rascovsky

20 de mayo de 2016, 14:48  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermosisimo y agudo recorrido de interrogantes. Q lindo leerte, Graciela!
Aly Corrado Mélin.

22 de mayo de 2016, 10:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal