7/5/16

Poema de Elisabet Cincotta


el plato de lentejas
perfuma los rincones
entonces pienso en romper el silencio

me hablo
me converso

resuena la cuchara

me desarmo
me culpo
me disculpo
sonrío ante algún recuerdo
me perdono
lo perdono
la cuchara juguetea con la panceta

las lentejas humean
quiebran la rutina
vencen el frío
ese frío de uno solo
tan de uno solo
                               de
                                         uno
                                                     solo



© Elisabet Cincotta

12 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy buena idea!!!!
Gracias por compartirla.
Abrazo.
Tere Vaccaro.

7 de mayo de 2016, 14:38  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Gracias, Gus por publicar mi poema.
Abrazo
Elisabet

7 de mayo de 2016, 14:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Buen poema y riquísimo Elisabet! Un beso, Dolores Pombo

7 de mayo de 2016, 16:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

poesía totalmente comestible :)

Romina R Silva

7 de mayo de 2016, 21:37  
Blogger Josefina Fischer ha dicho...

Vencer la rutina...y el frío, el frío tan de uno, pegado a uno... Muy bueno!

8 de mayo de 2016, 5:30  
Blogger Adriana ha dicho...

Muy bueno. Las lentejas remiten a familia, reunión de invierno alrededor de la mesa familiar, y en el poema contrastan fuertemente con la soledad del yo lírico, al mismo tiempo que suavizan tiernamente ese vacío. Me gustó mucho. Un beso. Adriana Maggio

8 de mayo de 2016, 14:25  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Jugando con la soledad, siento en mi este poema, gracias.


Silvia Loustau

8 de mayo de 2016, 18:28  
Blogger sacanueces ha dicho...

me encantó!!! es bellísimo! gracias por compartirlo, francisco

8 de mayo de 2016, 20:52  
Anonymous Anónimo ha dicho...

"sonría ante algún recuerso" bello poema.
flora levi

9 de mayo de 2016, 14:40  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Como en una danza, la imagen se percibe. Bellas palabras .

9 de mayo de 2016, 18:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Si te entenderá en este poema,Eli!!! Uno solo. Y la tristeza aunque perfumen las lentejas.

Bellísimo.

Abrazo.

Alicia Márquez

11 de mayo de 2016, 18:37  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Elisabet. Hermosa manera de enfrentar la soledad con un toque de nostalgia en las lentejas! Abrazo.

Molly Bic

19 de mayo de 2016, 12:49  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal