6/5/16

Poema de Gladys Cepeda




El corazón en su jaula dorada

 Hoy el cuarto posee 
la impaciencia de los abrazos 
y una fragancia donde las bocas siguen 
su propio ritmo de latido cardíaco 
un reloj sobre el espejo 
deja exhalar una melodía monocorde 
Afrodita con dedos infinitos 
ha rozado sus cuerpos hasta agotarlos 
El olvido su sombra persistente 
entre las paredes y ha partido 
dejando  rosas de vidrio 
como un presente desde la permanencia 
Ella siente que en su respiración entrecortada 
ha nacido el frio de agosto 
mientras una pierna cae en la noche 
fagocitada por el lecho 
la sabana aun repta con el perfume 
de lo prohibido 
afuera una llovizna impregnada 
de pasos desconocidos 
que transitan las miserias 
sobre este lunes distinto 
siente como la soledad 
le tiende una mano hacia el vacío 
pero deja entrar a la vida por la puerta


© Gladys Cepeda

5 comentarios:

Blogger Gladys Cepeda ha dicho...

Muchisimas gracias Gustavo por publicarme en tu excelente revista un abrazo enorme !!!!!!!!!!!!

6 de mayo de 2016, 16:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

..."deja entrar la vida por la puerta" un placer leerte Gladys, un beso, Dolores Pombo

7 de mayo de 2016, 16:58  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Vencer la soledad, mensaje bellamente poético.

Abrazo
Elisabet

9 de mayo de 2016, 20:34  
Blogger Gladys Cepeda ha dicho...

Muchas gracias queridas poetas por leer mi poema un cariño a ambas

12 de mayo de 2016, 0:04  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Gladys, qué placer de lectura, tu poema se siente.
Un abrazo
Betty

12 de mayo de 2016, 22:09  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal