4/5/16

Poema de María Lyda Canoso



EL FUGITIVO
                               
                   a William Holden, en “Picnic”


veo pasar la vida por la puerta del furgón del tren rápido

loco amor el frío corazón     

corazón frío    sigo fingiendo mi mundo de misterio     existo si el aire choca en mi cara    

oh sí     siento que el aire me choca la cara
porque el tren va rápido
como ese árbol que viene alocado
y se va en una exhalación

es un misterio la velocidad de mi tren que no para ni siquiera a reponer el agua    

el maquinista sabe    me lleva con todo el viento en la cara

oh mi señor
sigo fingiendo mi mundo de misterio     
corazón frío

misterioso corazón
bombea el tren


oscuro corazón



© María Lyda Canoso

4 comentarios:

Blogger Clelia Bercovich ha dicho...

oh frío corazón, también tiene derecho a su latido. Qué ocurrencia pensar que el aire que choca con tu cara es lo más real que existe. Digo, hermana, también yo también lo pensé,hermoso poema

Clelia

7 de mayo de 2016, 17:01  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Frío corazón, oscuro corazón:imagino al hombre en el furgón, imagino que la vida le pasa tan rápida y fría como el aire que choca contra su cara...imágenes que pasan por tus versos y quedan ...abrazo, Inés Legarreta.

7 de mayo de 2016, 18:26  
Anonymous Anónimo ha dicho...

tensión generada entre un ver pasar la vida -que como todo acto contemplativo se abre a lo atemporal- y una conciencia casi corporal del vértigo y la velocidad del acontecer. Posiblemente, una de las claves del poema. Un abrazo Marily!!!
Raquel Jaduszliwer

8 de mayo de 2016, 15:14  
Blogger Sandra gudiño ha dicho...

Cómo contarte la emoción que siente mi corazón al leerte! Cómo? Te pide perdón, mi corazón, al no poder hacerlo con palabras. Enorme poema! Merci por este "aire que me choca la cara"

8 de mayo de 2016, 20:19  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal